Una dieta equilibrada tiene muchos efectos sobre tu salud, sobre todo a nivel cardiovascular. Existen muchos alimentos con propiedades para que tu corazón esté sano ¿Los conoces? ¿Los consumes?

La base para conseguir un corazón este sano y fuerte es una buena alimentación y un buen estado físico. La nutrición es lo básico para mantener una buena calidad de vida, y las frutas o verduras son uno de los alimentos más sanos. Llenos de vitaminas, minerales y fibras, pero ¿en qué aportan y qué otros alimentos pueden ayudar?

Nueces: Este es un alimento perfecto para para prevenir y cuidar problemas cardiovasculares gracias a sus altos niveles de ácidos grasos Omega-3, que protegen el corazón.

Brócoli: Gracias a su contenido en ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K y antioxidantes, este es un alimento que ayuda a reducir el riesgo de accidentes vasculares.

Chocolate negro: El favorito de muchos también ayuda a restaurar la flexibilidad de las arterias y evita que los leucocitos se peguen a las paredes de los vasos sanguíneos.

Frutillas: Al ser una buena fuente de flavonoides, contribuye a dilatar las arterias, protege el endotelio (la capa interior de los vasos sanguíneos) y controla la tensión arterial.

Curry: La curcumina es un potente antioxidante presente en este condimento, que reduce las probabilidades de sufrir insuficiencia cardíaca e hipertensión por sus propiedades antiinflamatorias.

Té verde: Basta una o dos tazas al día para contribuir a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que ayudan a disminuir los niveles altos de grasa en la sangre.

Aceite de oliva: Su ingesta diaria ayuda a proteger la salud cardiovascular gracias a su composición en ácidos grasos y por sus antioxidantes.

Salmón: Su alto contenido en Omega-3 ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos e incrementa la fluidez de la sangre,  gracias a que se mejora la elasticidad de las paredes arteriales.

Vino tinto: El etanol y los polifenoles tienen efectos beneficiosos sobre las moléculas inflamatorias de nuestro corazón.

Legumbres: Sus proteínas de excelente calidad y su poca grasa favorecen unos saludables niveles de colesterol en sangre.