Mantenerte hidratado y elegir alimentos con los nutrientes necesarios, es muy importante para mejorar tu salud cerebral y bienestar mental. No olvides que tu cerebro no para, está las 24 horas día en funcionamiento, incluso cuando estás durmiendo. Por o tanto, requiere darle atención y cuidado para que funcione como debe, y su gasolina es tu alimentación. Acá te dejamos un listado de alimentos que ayudan a mantenerlo en buen estado.

Arándanos: Son ricos en polifenoles, que ayudan a mejorar la concentración y la memoria. Eliminan toxinas acumuladas en el cerebro y combaten los efectos del estrés a nivel cerebral.

Agua: La mayor parte de tu cerebro está conformado por agua, por lo que es fundamental tomar al menos 8 vasos de agua diarios para mantenerlo hidratado. Cuando no lo haces se puede traducir en jaquecas, desconcentración, cansancio y estrés.

Palta: Es alta en ácidos grasos Omega-3 que ayudan al sistema cognitivo en general, y mejora la memoria, percepción y concentración.

Pescados grasos: Gracias al consumo de pescado graso, obtienes el DHA, un ácido graso Omega-3 muy importante en las sinapsis cerebrales. Cuando falta este tipo de grasas disminuye el rendimiento cerebral. Cuando el consumo de pescado es insuficiente, lo recomendable es consumir suplementos Omega 3 con alta concentración de DHA para complementar la dieta y obtener los niveles diarios que se recomiendan. Siempre se debe tener presente la calidad del Omega 3 en un suplemento, el cual debe ser de la máxima pureza (libre de toxinas y metales pesados) y la máxima concentración de sus ácidos esenciales EPA y DHA. Elige siempre suplementos con certificación IFOS que acreditan estar consumiendo un suplemento seguro para la salud. Leer siempre la etiqueta para obtener la información que se requiere, para asegurar un suplemento que entregue los beneficios que se buscan.

Carbohidratos: El cerebro necesita energía, y ésta proviene de carbohidratos como la pasta, arroz, verduras, papa, etc. No todos los carbohidratos son dañinos, por el contrario, varios son altamente beneficiosos. Existe el mito de que influyen en el aumento de peso, sin embargo, en la medida adecuada son tremendamente buenos.

Granos enteros: Son ricos en aminoácidos y triptófano, que sintetizan melatonina y serotonina. La melatonina promueve y regula el ciclo del sueño, y la serotonina influye en el estado de ánimo y promueve la relajación del cuerpo y mente.

Brócoli: Es uno de los mejores alimentos para la salud cerebral. Es rico en vitamina K y ácido fólico, ambos muy buenos para la memoria.

Mantenerte hidratado y elegir alimentos con los nutrientes necesarios, es muy importante para mejorar tu salud cerebral y bienestar mental. No olvides que tu cerebro no para, está las 24 horas día en funcionamiento, incluso cuando estás durmiendo. Requiere darle atención y cuidado para que funcione como debe, y su gasolina es tu alimentación. Acá te dejamos un listado de alimentos que ayudan a mantenerlo en buen estado.

Arándanos: Son ricos en polifenoles, que ayudan a mejorar la concentración y la memoria, eliminan toxinas acumuladas en el cerebro y combaten los efectos del estrés a nivel cerebral.

Agua: La mayor parte de tu cerebro está conformado por agua, por lo que es fundamental tomar al menos 8 vasos de agua diarios para mantenerlo hidratado. Cuando no lo haces se puede traducir en jaquecas, desconcentración, cansancio y estrés.

Palta: Es alta en ácidos grasos Omega-3 que ayudan al sistema cognitivo en general, y mejora la memoria, percepción y concentración.

Pescados grasos: Gracias al consumo de pescado obtienes al DHA, un ácido graso Omega-3, muy importante en las sinapsis cerebrales. Cuando falta este tipo de grasas disminuye el rendimiento cerebral. Algunos pescados recomendados son el salmón y el atún. Cuando el consumo de pescado es insuficiente, lo recomendable es consumir suplementos Omega 3 con alta concentración de DHA para complementar la dieta y obtener los niveles diarios que se recomiendan. Siempre se debe tener presente la calidad del Omega 3 en suplemento, el cual debe ser de la máxima pureza (libre de toxinas y metales pesados) y la máxima concentración de sus ácidos esenciales EPA y DHA. Elige siempre suplementos con certificación IFOS que acreditan estar consumiendo un suplemento seguro para la salud. Leer siempre la etiqueta para obtener la información que se requiere, para asegurar un suplemento que entregue los beneficios que se buscan.

Carbohidratos: El cerebro necesita energía, y ésta proviene de carbohidratos como la pasta, arroz, verduras, papa, etc. No todos los carbohidratos son dañinos, por el contrario, varios son altamente beneficiosos. Existe el mito de que influyen en el aumento de peso, sin embargo, en la medida adecuada son tremendamente buenos.

Granos enteros: Son ricos en aminoácidos y triptófano, que sintetizan melatonina y serotonina. La melatonina promueve y regula el ciclo del sueño, y la serotonina influye en el estado de ánimo y promueve la relajación del cuerpo y mente.

Brócoli: Es uno de los mejores alimentos para la salud cerebral. Es rico en vitamina K y ácido fólico, ambos muy buenos para la memoria.