Cuando se acerca el verano, siempre escuchamos que es bueno aumentar el consumo de frutos rojos y vegetales como tomates y zanahorias. Sin embargo, a frutas como el mango, igualmente beneficiosas para el organismo, no les sacamos todo el provecho ¿Conoces sus beneficios?

Algunos lo llaman el rey de las frutas y otros lo consideran la fruta caribeña por excelencia. Sea como sea, los beneficios del mango son muchos como para no tomarlos en cuenta. Eso sí, cabe destacar que la cáscara del mango no se come, para consumirlo fresco se debe pelar. Como el mango es una fruta muy resbaladiza, se recomienda pelarlos de una manera similar a cómo pelaríamos un kiwi, cortando la fruta a la mitad y separando la pulpa de la piel con una cuchara grande.

Beneficios:

  • Mejora la digestión: Son muy buena alternativa cuando de mejorar la digestión y prevenir la acidez se trata, gracias a las enzimas que aporta de forma natural que son benéficas para este sistema de nuestro organismo.
  • Mejora la salud del corazón: Es una fruta con alta cantidad de pectina, una fibra dietética soluble que contribuye a reducir los niveles de lípidos en sangre, por lo que disminuye el riesgo cardiovascular, entre otros beneficios.
  • Es anti envejecimiento: Es rico en vitaminas A y C, dos potentes antioxidantes naturales que ayudarán a mantener la piel y el organismo en general más sano y joven. Además, son dos vitaminas que favorecen directamente la producción de colágeno, lo que beneficiará tu piel y la volverá más firme y saludable.
  • Aumenta las defensas: Al igual que las zanahorias, los mangos son ricos en beta carotenos, que potencian las defensas del organismo y lo protegen de la acción nociva de los radicales libres.
  • Ideales para la salud dental: Para presumir dientes sanos necesitas vitamina C y el mango posee el mismo contenido de vitamina C que una naranja, así que con uno al día tenemos ya la cantidad diaria recomendada.

Receta: Licuado de mango

  • Ingredientes:

    -½ mango pequeño

    -1 vaso de leche (200 ml)

  • Preparación

    -Pela el mango, corta en trozos y ponlo en el vaso de la licuadora junto con la leche.

  • Procesa hasta conseguir una bebida homogénea.
  • Si quieres que sea más refrescante, puedes añadir un par de hielos.
  • ¡Servir y disfrutar!