Hace pocos días tuvimos un nuevo cambio de hora y dimos inicio formal al horario de verano. Esto quiere decir que los relojes se adelantaron y ahora, cuando la mayoría sale del trabajo, se encuentran con luz de día ¿Qué repercusiones tiene este cambio?

El horario de verano es un cambio que las personas asocian con el comienzo de una época con mejor temperatura y ésta última está a su vez asociada con experiencias agradables, tales como salir al parque, ir a la playa o bañarse en una piscina. Además también hace que asimilemos que las vacaciones están más cerca y que podemos usar ropa más fresca, descubierta y suelta.

Este horario nos hará contar con una hora más de luz en el verano para realizar actividades fuera del horario laboral, y compartir con la familia u organizar actividades que nos convoquen al encuentro. En el caso de los niños, eso sí, podría ser más complejo ya que se ven afectados sus horarios de comidas. Ellos tienen rutinas más marcadas de las cuales dependen, por lo que es esperable que demoren un par de días en adaptarse al cambio.

Como es de esperar, un nuevo horario puede ser perjudicial para los patrones de sueño y relojes corporales internos de los individuos. Las quejas más comunes justo después de que los relojes se cambian incluyen somnolencia, dolores de cabeza, insomnio y estrés adicional en personas sensibles. No es extraño si los menores presentan dificultades para dormir en la noche, y por ello somnolencia en el día, irritabilidad y mal humor, así como hiperactividad provocada por el aumento en la cantidad de horas de luz.

Beneficios:

  • Permite más horas de luz que inducen a los turistas a permanecer fuera tarde y gastar más dinero.
  • Proporciona luz adicional al final del día en el que la gente pueda participar en el ejercicio y otras actividades beneficiosas para su salud.
  • Las horas extras diurnas, al final del día, da a la gente más tiempo para participar en actividades de esparcimiento.
  • Las personas utilizan menos energía. Esto se atribuye a las horas de luz adicional, y en consecuencia a que la personas necesitan iluminación artificial más tarde y porque la gente tiende a pasar más tiempo al aire libre.