Son varios los estudios que demuestran que el consumo de Omega 3 en la dieta, especialmente el EPA y DHA de fuente marina, resulta clave para aumentar el rendimiento físico de los deportistas amateur y profesionales.

Reducción de la molestia muscular

Los ácidos grasos Omega 3 aumentan el flujo de sangre a los músculos durante el ejercicio, reduciendo los problemas musculares en un 35% junto con la hinchazón.

Aumento de la fuerza muscular y el rendimiento

Los ácidos grasos Omega 3 ejercen influencia importante en la función muscular, ayudando a mejorar la fuerza, el rendimiento físico, la capacidad funcional y reduciendo los tiempos de recuperación muscular.

Mejor funcionamiento cardio-respiratorio

Estudios han mostrado que altas dosis de Omega 3  (3,2 gramos de EPA + DHA) tiene efectos positivos en el desempeño deportivo bajando el ritmo cardíaco y el consumo de oxígeno en todo el cuerpo, incluyendo el corazón.

Mejora del estado de ánimo y agiliza tiempos de reacción

Se ha demostrado que los ácidos grasos Omega-3 permiten mejorar tanto el estado psicológico como los patrones cambiantes de onda cerebral asociado con menos agitación y mayor calma. Además, han mostrado servir en funciones cognitivas complejas mejorando la toma de decisiones y la eficiencia del tiempo de reacción en los atletas.

Las 4 claves a la hora de elegir un  Omega 3

4 Claves para elegir un Omega 3

Comprar Omega UP