Los distintos tipos de tés, la mayoría originarios de china, sirven para bajar de peso, permanecer despiertos y/o combatir el envejecimiento prematuro, entre otras maravillas y de allí que sus propiedades sean consideradas como medicinales para muchos naturistas. Descubre cuál es el que más va con tus necesidades.

Hace ya varios años que incorporamos con frecuencia en nuestra dieta esta bebida milenaria que ya consumían los emperadores de las grandes dinastías chinas siglos atrás. Podemos decir en general que el té es un producto saludable, asociado a propiedades depurativas y antienvejecimiento. El té tiene diferentes presentaciones según su color, que no es otra cosa que el resultado del tratamiento que se le haya dado a las hojas de Camelia Sinensis , el nombre científico de la planta. Según su color, de negro a blanco, pasando por rojo, verde y azul , fíjate en sus características y elige cuál te conviene tomar.

  • Té Verde: Si notas los primeros síntomas de envejecimiento o, si ,simplemente, estás preocupada por el estado de tu piel, este es el té para ti. Es una variedad con altas propiedades antioxidantes, y es rico en vitaminas C , E y A. Por otro lado, las isoflavonas hacen de él un protector cardiovascular.
  • Té Rojo: Es recomendado para la pérdida de peso puesto que está considerado un elemento quema grasas. También se puede tomar en digestiones pesadas. Táchalo de la lista de la compra si eres nerviosa o padeces hipertensión, ya que tiende a aumentar estos dos estados.
  • Té Azul: Una variedad muy aromática, entre el verde y el rojo, que se suele tomar en frío y más desconocido que los otros. Reúne las características de los dos antes mencionados y es de gran ayuda para  bajar los niveles del colesterol malo en la sangre.
  • Té Blanco: El más rejuvenecedor, con más poder antioxidante que el té verde. Es conocido como el té de la belleza y apenas presenta contraindicaciones. Es muy suave y se toma caliente. Su nivel de teína es muy bajo.
  • Té Negro: Se trata de un té fuerte, que nos puede venir muy bien para estudiar o para concentrarnos en el trabajo si estamos cansados. Es energizante, astringente y también saciante. Se puede tomar en frío y a esta variedad pertenece el mítico Darjeeling, originario de la India.