Se acabaron las fiestas y celebraciones de fin de año y el saldo es: mucha felicidad pero también calorías y kilitos extra. Ahora,  el verano es un buen momento para purificar tu cuerpo. Eliminar toxinas es nuestro objetivo detox, o sea, limpiar nuestro cuerpo de toxinas para que no se acumulen, ya que no se debe olvidar que las toxinas en exceso pueden provocar problemas a nuestra salud. Las toxinas son proteínas que asimila nuestro organismo continuamente a través de los alimentos, Acá  vamos a proponerte cuatro tips básicos para depurar tu cuerpo de forma muy sencilla. La llamada  “cura de desintoxicación”, requiere tomar algunas de las siguientes medidas: Limón para estimular el hígado. El hígado es uno de los órganos principales para los procesos de desintoxicación. Sus funciones son múltiples, pero la principal es la de eliminar las toxinas del organismo. Lo ideal es comenzar el día con un jugo de limón mezclado con un poco de agua caliente. Diente de león para aliviar el riñón: Los riñones filtran la sangre  en una proporción de siete litros por hora, por lo tanto eliminan sustancias innecesarias o perjudiciales a través de la orina. El diente de león es una planta que la puedes tomar en forma de infusión. Arroz para expulsar las toxinas: Gracias a sus altos niveles de potasio, el arroz es muy bueno para la eliminación de toxinas. Sobre todo el integral, que es más nutritivo que el arroz blanco, pues posee más fibra y su aporte de vitaminas B1B2 B3 y D  también es mayor. Baños de sales de magnesio para el sudor: La sal de magnesio la puedes encontrar en farmacias y es muy efectiva para el proceso de sudoración y desintoxicación del cuerpo. Lo ideal es tomar un baño de sal al menos dos veces por semana.