El cerebro, así como el cuerpo, necesita mantenerse activo y en funcionamiento constante y diario. Lo mejor para mantener las neuronas en buen estado y jóvenes por más tiempo, es ponerlas en acción y hacerlas trabajar. Si crees que necesitas grandes esfuerzos para ello estás muy equivocado. 

En ocasiones creemos que la salud solo tiene que ver con el cuerpo, del cuello hacia abajo, y nada puede estar más alejado de la realidad que eso. Y es que tu mente es tu mayor centro de poder, si tú te sientes bien emocionalmente, eso se traduce en que tu cuerpo también lo hará. Debes cuidar de tu salud mental y cognitiva, tanto como lo haces con el resto de tu cuerpo.

Haz una cosa a la vez

En los tiempos actuales esto es muy difícil. La tendencia multitasking está de moda y eso, desde el punto de vista neurocientífico no ayuda a nuestro cerebro. Se ha demostrado que el cerebro es incapaz de tomar dos decisiones al mismo tiempo, ya que se ve forzado a repartir la atención, lo que lo estresa y baja su rendimiento. Para evitarlo, simplemente enfócate en una tarea. Además, el realizar alguna actividad de ocio, como leer, cocinar o tejer mejoras la concentración y reduces el riesgo de sufrir de deterioro cognitivo.

¿Conoces el neuróbic?

Se trata de hacer las actividades de siempre, pero buscando una forma nueva y un poco distinta. Por ejemplo, trata de cepillarte los dientes con tu mano no dominante. Esto hace que el cerebro se estimule y empiece a trabajar en mejorar sus funciones lógicas y creativas.

No a la vida sedentaria

El cerebro también se beneficia con la actividad física, ya que recibe un suministro extra de sangre y de oxígeno. Esto no quiere decir que debas ejercitarte hasta cansarte, basta con caminar media hora al día a ritmo moderado  o hacer alguna actividad como la jardinería para que sea suficiente.

Aliméntate bien

Como en todo, lo que eliges al momento de alimentarte es clave para hacer la diferencia en tu salud.  La famosa dieta mediterránea, con su aceite de oliva, verduras de todo tipo, legumbres y pescados grasos, es la dieta más recomendada por sus beneficios a nivel cerebral debido al contenido en Omega-3, especialmente el DHA de los pescados grasos.

Aprende algo nuevo

A medida que los años pasan, el cerebro se acostumbra a sus tareas de siempre y tiende a entrar en su zona de confort. Aprender nuevas cosas, algún idioma o a tocar un instrumento, por ejemplo, es un consejo para despertar el cerebro y protegerlo frente al deterioro cognitivo.

Sociabiliza

El conocer nueva gente, el viajar, salir con amigos o el mantener activas charlas son otros consejos para despertar la mente.

Duerme bien, duerme mucho

El descansar bien es esencial para mantener una buena salud y, sobre todo, una buena memoria y funciones cognitivas en buen estado. Cuando dormimos, el cerebro no apaga el interruptor, por el contrario, se encarga de realizar su “limpieza”, y de consolidar y archivar recuerdos. Entre mejor sea la calidad de tu sueño, mejor será para tu cerebro.

Adiós estrés

Es natural tener momentos de estrés, lo que no es natural es que sea sostenido en el tiempo. Ahí es dañino. El yoga, aliado con la meditación, es perfecto para relajar la mente y entrenar el cuerpo, con efectos impresionantes desde el primer día.

Ríe más

Reír ejercita los músculos, reduce el estrés y libera hormonas que contribuyen a generar una sensación de bienestar. Pero además una buena carcajada reactiva las conexiones neuronales.