El sol es imprescindible para todos los seres vivos del planeta, y aunque la mayoría de las veces las personas se exponen solamente por motivos estéticos sin saber realmente los beneficios que tiene sobre nuestra salud, que son muchos cuando se toma con precaución y responsabilidad.

Como todo en la vida, el exceso de sol es malo. Sin embargo, tomarlo de manera adecuada sin exponerse de manera prolongada, con bloqueador solar y a horas determinadas tiene enormes beneficios para nuestro organismo. Una correcta exposición  al sol es importante para la producción de vitamina D, un compuesto que cada día adquiere más importancia y que también tiene acción antioxidante  ¡Toma sol de la manera adecuada y tu cuerpo te lo agradecerá!

Huesos: Fortalece huesos y dientes, los rayos del sol activan nuestra producción de vitamina D, lo que favorece la absorción en el intestino del calcio y fósforo, evitando su pérdida en el riñón.

Piel: Mejora su aspecto, si tomas sol durante 30 minutos durante las primeras horas de la mañana, y siempre con bloqueador solar.

Defensas: Fortalece nuestro sistema inmunológico, ya que ayuda a aumentar el número de glóbulos blancos, que son los encargados de protegernos contra infecciones.

Reduce los niveles de colesterol: Los rayos UV son necesarios para metabolizar mejor el colesterol de nuestro cuerpo, ayuda a disminuir los niveles.

Mejora la presión arterial: El sol es un vasodilatador muy efectivo que aumenta la circulación de la sangre, aumenta el metabolismo y la depuración de los tejidos, ayuda a tener una presión arterial más equilibrada.

Estado de ánimo: La radiación solar promueve la síntesis de la serotonina, es el neurotransmisor en el cerebro relacionado con el bienestar y la felicidad.