Además de llevar una dieta equilibrada y de realizar actividad física, hay alimentos que pueden ayudar a reducir el colesterol malo presente en la sangre. Conoce algunas frutas recomendadas  para que incorpores a tu alimentación y aumentes tu salud cardiovascular.

Pomelo

Según un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, un grupo de pacientes que no respondían favorablemente al tratamiento contra el colesterol, consiguieron bajar sus niveles gracias a esta fruta. Sus propiedades antioxidantes parecen ser las responsables de tal beneficio. Consume, cada día, medio pomelo en tu desayuno.

Jugo de naranja natural

Gracias a su contenido de esteroles, de estructura similar a la del colesterol, las naranjas ayudan a reducir el colesterol total y el LDL o “colesterol malo”. Acostúmbrate a tomar a diario un jugo de naranja natural y fresco, y sigue una dieta adecuada.

Frutillas

Reducen las lipoproteínas de baja densidad o LDL, y también reducen los triglicéridos, gracias a sus antioxidantes naturales. El consejo es consumir a diario de 10 a 15 frutillas, así como otras de las llamadas frutos rojos como arándanos, cerezas, uvas moradas, etc.

Paltas

Su beneficio radica en su aporte de grasas monoinsaturadas, saludables para el corazón y para las arterias. Esta grasa se convierte en energía rápidamente, reduce el nivel lipídico y, además, ayuda a regular el azúcar en sangre. Bastará con comer media palta al día. Además, aporta niacina o vitamina B3, la cual contribuye a nivelar el colesterol en nuestro organismo.

Manzanas

El motivo está sobre todo en su cáscara y en su nivel de pectina y de polifenoles. Puedes consumirla en el desayuno, en ensalada, en jugo o como colación, pero siempre con cáscara.