Si observas un panal de abejas de cerca, verás que es una estructura llena de detalles y formas geométricas perfectas. Si ves la naturaleza con igual detención, te darás cuenta de lo mismo, es tremendamente sabia y tenemos muchos beneficios que obtener de ella. 

Pese a los esfuerzos del hombre por imponerse sobre la naturaleza, siempre ganan los ciclos naturales. La sabia naturaleza nos nutre de recursos increíbles y uno de ellos son las hierbas. Hay distintos tipos y durante siglos, los humanos las hemos utilizado para curar molestias o síntomas. Lo mejor de todo es que se pueden combinar y así potenciar aún más sus efectos. Acá te contamos algunas infusiones y sus maravillosas propiedades.

Depurativa: Piensa que el cuerpo humano está constantemente llevando a cabo complejos procesos, aunque no lo notes, tu organismo trabaja todo el tiempo. Tú igual puedes ayudarlo y limpiar tu cuerpo con una infusión a base de hierbas como cola de caballo, bailahuén, zarzaparrilla y sanguinaria.

Colon irritable: Si sufres de hinchazón, pesadez y dolores en el estómago, es probable que el síndrome de colon irritable sea la causa. Puedes aliviar esas molestias con una infusión que contenga hierbas como melisa, boldo, manzanilla, llantén y menta.

Insomnio: Si tienes problemas para conciliar el sueño, pese a que la mejor sugerencia es ir a ver un médico especialista, las infusiones igual pueden ser de gran ayuda. Hierbas como melisa, salvia, naranjo y la menta, son muy relajantes.

Corazón: Si quieres cuidar y proteger tu corazón, hierbas como la melisa, algas marinas, olivo y la hualtata tienen muchos beneficios a nivel cardíacos y de presión arterial.