El Omega-3 corresponde a una de las grasas esenciales para nuestro organismo. Se le denomina así porque no es sintetizada por el organismo pese a que éste las necesita para su correcto funcionamiento. Una manera de incorporarlo es por medio de la alimentación. Acá te contamos algunos de los alimentos más ricos en Omega-3 para que no te falte este importante nutriente en tu dieta.

Semillas de chía:  Concentran alrededor de 20% de Omega-3 y puedes usarlas para espesar preparaciones logrando postres, puddings y desayunos muy nutritivos y sabrosos. Agrégalas por ejemplo a tu yogurth en las mañanas.

Pescados azules: Es de los alimentos  más ricos en Omega-3 que podemos encontrar, siendo una excelente fuente para obtener este aceite esencial. Entre ellos los mejores son las sardinas, las anchoas y el salmón, todos muy fáciles de incorporar a nuestra dieta para disfrutar de su gran aporte nutricional.

El Omega 3 de fuente marina es el que ha mostrado, en diversas investigaciones, los mayores beneficios para la salud a través de sus aceites esenciales EPA y DHA.   Por eso es tan importante incorporarlo en nuestra dieta.   Pero la realidad es que muchas veces sólo a través de la alimentación no alcanzamos los niveles necesarios, ya que el consumo de pescado es  muy bajo.  En esos casos, lo recomendable es complementar nuestra alimentación con un suplemento Omega 3 de fuente marina, teniendo presente los siguientes aspectos centrales:

  1. Que sea de alta pureza: destilado y refinado molecularmente para obtener un aceite libre de mercurio y metales pesados. Si no tiene certificado de pureza, lo recomendable es no consumirlo
  2. Concentración de los ácidos esenciales EPA y DHA, que son los ácidos con beneficio para la salud.   Un Omega 3 con bajos niveles de concentración, tiene mínima efectividad.   Asegúrate siempre de consumir un suplemento con 60% de concentración.

Que el producto tenga certificación IFOS 5 estrellas, una certificación independiente que acredita la calidad del suplemento en cuanto a pureza, concentración y elaboración

Yema de huevo: Es otro alimento de origen animal muy rico en ácidos omega 3. Sin embargo es bueno recordar que debido a su contenido de colesterol, no es bueno consumirlo a diario y al hacerlo lo mejor es optar por opciones ligeras como el huevo duro.

Frutos secos: Son on una gran fuente de grasas beneficiosas para el cuerpo, que ayudan a nuestra salud cardíaca. Las nueces, las almendras, las avellanas y las castañas son muy ricas en Omega-3

Soja: Es la única legumbre que ofrece grasas y por cada 100 gramos, contiene 11 gramos de omega 3 que podemos incorporar a nuestra dieta a través de ensaladas, guisados, hamburguesas u otras preparaciones usando la soja tal como si fuera otra legumbre.