El jardín es el espacio de la casa favorito para muchos, y no se debe a una mera coincidencia. Practicar la jardinería trae muchísimos beneficios para la salud, derivados del placer que provoca trabajar la tierra. Además de llenar la casa de color y energía, es un perfecto pasatiempo que puedes practicar todo el año. Te conecta con la naturaleza, relaja tu mente y tu estado físico, y varios otros beneficios que acá te contamos.

 

Mejora el estado de tus músculos

Al estar en movimiento, la jardinería es una actividad física que exige a los músculos de los brazos, de las piernas y de la espalda. Aunque no te des cuenta todos esos músculos trabajan mientras jardineas. Además, muchas veces debes hacer hoyos, cargar cosas y eso te hace mantenerte activo y en forma.

Ayuda a bajar los niveles de glucosa en la sangre

Como estarás haciendo ejercicio,  esto hará que el nivel de glucosa en tu sangre se regule.

Mejora la salud mental

Al concentrarte en el jardín, vas a enfocar tu mente en eso y relajarla.

Alivia el estrés

El contacto con el aire libre y la naturaleza despeja la mente, y además otros elementos como los aromas ayudan a promover la relajación, bajar la ansiedad y mejorar el estado de ánimo en general.

Estimula la creatividad

La jardinería ye impulsará a probar cosas nuevas y a crear. Te harás preguntas cómo dónde poner las flores para que crezcan más rápido, te hará pensar, tendrá tu mente activa y eso irá estimulando tu creatividad en otros planos de la vida.