Además de ser famosa por su aroma y sabor, la canela también ha sido reconocida por sus grandes beneficios para el organismo ¿Los conoces?

La palabra canela proviene del griego ‘kinnamomon’, que significa madera dulce. Pertenece a la familia del laurel y su árbol es de hoja perenne y, dependiendo de su lugar de origen, su aroma y sabor cambian. La más conocida y usada es la canela Ceilán o verdadera canela, proveniente de Sri Lanka, y se extrae de la corteza del árbol.

El activo más presente en la canela es el  ‘cinamaldehido’, que actúa como antiinflamatorio y antioxidante. También contiene aceites esenciales como el eugenol, que gracias a sus componentes químicos, produce dulces fragancias aromáticas y ayuda en el tratamiento de diversos malestares gástricos.  Es alta en fibras, en calcio, potasio, magnesio y cromo;  es muy baja en grasas y no posee sodio.

Según un estudio hecho por la Western University of Health Science en Pomona, California, se comprobó que el consumo de canela está asociado a una diferencia significativa en la disminución de niveles de glucosa en la sangre, del colesterol total, LDL y triglicéridos en la sangre. Como es rica en cromo, mineral importante para regular el azúcar en la sangre, es perfecta para personas con niveles bajos de azúcar.

En cuanto a la cocina, siempre las comidas con canela quedan más sabrosas. Puedes usarla tanto en polvo o entera, y aplicarla en preparaciones con pollo, arroz, pescados y carnes, o en postres , Un buen dato para tener en cuenta, es que al cocinar, su mejor complemento son los clavos de olor, ya que ambos son esencias cálidas que aceleran la digestión y el metabolismo.