¡No las botes más! Aunque muchos lo hacemos, las semillas o pepas de uva pueden ser un gran aliado de nuestra salud. Son una gran fuente de fibra y ayudan a mejorar la digestión, entre otros varios beneficios.

Cuando comemos uvas lo primero que hacemos es quitarles las pepas, o simplemente comprar unas que vengan sin pepas. Comienza a reivindicar esa conducta ya que contienen muchos beneficios. Pese a su diminuto tamaño, son fuente de nutrientes esenciales como ácidos grasos insaturados y poderosos antioxidantes. No es necesario que las consumas por sí solas, perfectamente las puedes incluir en ensaladas o batidos.

Beneficios de las pepas de uva

  • Mejoran la circulación: Gracias a su contenido en flavonoides, tienen la capacidad de mejorar la circulación de la sangre y así reducir la posibilidad de la formación de trombos y problemas de presión arterial alta.
  • Previenen el envejecimiento prematuro: Como contienen antioxidantes, ayudan a proteger las células frente a los efectos nocivos de los radicales libres, principales responsables del envejecimiento prematuro. Su absorción en el organismo minimiza el estrés oxidativo y promueve la regeneración celular para evitar el desgaste de los órganos y tejidos.
  • Mejoran la salud visión: No solo influye en la disminución del riesgo de infecciones, sino que brinda un efecto protector contra el desgaste causado por las toxinas. Su alto aporte de vitamina E mejora la agudeza visual y reduce la fatiga ocular que se produce por el uso excesivo de dispositivos electrónicos.
  • Fortalece el cabello: Las mujeres con cabello débil y con tendencia a la caída excesiva pueden encontrar un gran complemento nutricional en las pepas de uva. Su consumo moderado mejora la circulación en el cuero cabelludo y facilita su proceso de oxigenación.
  • Fortalece el sistema inmunológico: Estas pequeñas semillas son una gran fuente de vitamina C, beta-carotenos y resveratrol, nutrientes esenciales que apoyan el buen funcionamiento del sistema inmune. Sus compuestos fenólicos apoyan el proceso de formación de anticuerpos y disminuye el riesgo de ataques bacterianos y virales.
  • Protegen la piel: La absorción de sus nutrientes y antioxidantes inhibe los daños causados por los radicales libres sobre las células y, de paso, ejerce un efecto rejuvenecedor. Además, su vitamina C y resveratrol ayudan a mantener los niveles adecuados de colágeno y elastina, sustancias que mantienen la firmeza y juventud de la piel.