Llegó el verano y para varios el objetivo es claro: perder unos pocos kilos ¿Cómo? Ahí está el problema. Y es que no es tan fácil lograr perder peso, sobre todo porque solemos caer en errores que perjudican nuestra meta sin darnos cuenta. Acá te contamos cuáles. Si te propusiste adelgazar, lo importante es que lo hagas de forma saludable y sin caer el errores que te perjudiquen. Generalmente, el principal problema es que las personas se limitan a una sola cosa pensando que obtendrán buenos resultados. Por ejemplo, solo hacen una dieta estricta, sin hacer ejercicio. O recurren a dietas “milagrosas” y no consideran el efecto rebote. Aprende cuáles son y no los cometas. ERROR 1: Hacer una dieta estricta Lo ideal es que cada dieta se adecue a cada tipo de persona y se amolde a las diferentes necesidades que cada uno tiene. Todos tenemos metabolismos diferentes, estilos de vida distintos y eso influye al momento de planificar una alimentación para bajar de peso.  Por eso, no es recomendable eliminar radicalmente ciertos alimentos de nuestra dieta diaria o limitarla a según que productos. Esto puede hacer que se cree un efecto rebote, y en vez de perder peso, ganemos más. ERROR 2: Pesarse todos los días No se debe convertir en una obsesión la pérdida de peso. Subirse a la pesa cada día no va a ayudar a que nuestro objetivo se cumpla antes. Lo que sí es importante, es  ir contando cómo va el proceso pero hay que tomárselo con calma. La mejor opción es subirse a la pesa cada 15 días, e ir notando cambios en la ropa, si te va quedando más holgada es una buena señal. ERROR 3: Saltarse comidas No comer, simplemente no es sinónimo de perder peso. La verdad es que si te saltas alguna comida, llegarás con más hambre a la siguiente y, por otro lado, cuando el cuerpo deja de recibir comida el metabolismo se ralentiza y esto hace que sea aún más difícil quemar grasa. ERROR 4: Cenar solo una pieza de fruta Aunque algunas frutas puedan tener efecto diurético, esto no siempre asegura perder peso. Tenemos que ser conscientes de que si cenamos solo una pieza de fruta, a la mañana siguiente podemos levantarnos con mucha hambre. Lo mejor es combinar esa pieza de fruta con una ensalada liviana. ERROR 5: Ponerte metas poco posibles Debes ser realista. No olvides que el cuerpo fit de los modelos puede tomar harto más tiempo que pocos meses, y mucha más rigurosidad. Ponte un objetivo realista, no te frustres y siéntete orgulloso de tu logro cuando lo hayas conseguido. ERROR 6: El día del hambre Si piensas que comer 6 días a la semana y el séptimo hacer ayunas, es un error brutal.  Eso afecta al organismo ya que no tiene la energía necesaria para cumplir con sus procesos vitales. ERROR 7: Eliminar o reducir al máximo las grasas Recuerda que no todas las grasas son malas. Al contrario, existen algunas que son muy buenas para tu salud. Solo debes saber seleccionarlas. Por ejemplo, la palta, el aceite de oliva o los pescados azules son algunos ejemplos de alimentos que contienen grasas sanas de tipo Omega-3 que  no perjudican al organismo. Por el contrario, contribuyen a su salud cardiovascular, cerebral y muscular.  Cuando el consumo de pescado es insuficiente, es recomendable acudir a los suplementos Omega 3.  Al elegir un suplemento se debe tener presente, la concentración de los ácidos grasos esenciales EPA y DHA y su pureza, es decir, libre de contaminantes y metales pesados.  Esto último es central, ya que si el suplemento no entrega garantía de su calidad en cuanto a pureza, puedes estar consumiendo algo que te va a perjudicar la salud.  Por otro lado, si no tiene las concentraciones de EPA y DHA que se requieren, su beneficios serán mínimos.  Para garantizar estos dos aspectos, pureza y concentración, exige siempre que el suplemento Omega 3 tenga certificado IFOS, lo que te dará la tranquilidad de  estar consumiendo un Omega 3 seguro para el consumo humano y con todos sus beneficios.