El tiramisú es uno de los postres más admirados. Amamos su sabor y quisiéramos comerlo a diario, pero su alto nivel calórico no lo hace posible. Sin embargo, si quitamos algunos de sus ingredientes y los reemplazamos por otros, pasa a ser un postre más saludable para comerlo sin culpas.

Ingredientes:

  • 40 galletas de lenguas de gato o 200 g (o galletas de champaña)
  • 150 g de queso ricotta o queso crema,
  • 150 g de azúcar flor
  • 180 ml de café tipo expreso
  • 200 g de crema líquida para montar (debe estar refrigerada)
  • Cacao en polvo (todo el que quieras)
  • 40 ml de licor de café o almendras
  • Una cucharada de vainilla

Utensilios:

  • Batidora eléctrica.
  • Un recipiente amplio
  • Copas  para hacer el montaje del postre

Preparación:

  • Comienza preparando el café bien cargado. Trata de hacerlo unos minutos antes para que esté frío al momento de usarlo.
  • Trabaja los 200 gramos de crema líquida para montar batiéndola con fuerza hasta que doble en volumen.
  • Añade poco a poco la azúcar flor. Si vas a utilizar azúcar normal, haz un almíbar para que la crema no tenga grumos. Añade la cucharada de vainilla.
  • Añade a la crema los 150 gramos de queso crema o ricotta.
  • Ahora, en un plato o recipiente, mezcla el café con el licor dulce. Con este líquido humedecerás las galletas de champaña o lenguas de gato.
  • Prepara el envase refractario con papel aluminio para desmontar el tiramisú con facilidad.
  • Trata de que el envase sea de vidrio o silicona, cuadrado y ancho.
  • Pon los bizcochos en filas en la base del refractario. Agrega la el queso crema o ricotta.
  • Cubre con otra capa de galletas de champaña mojadas con licor de café.
  • Volvemos a cubrir con el queso crema hasta hacer una tercera capa de galletas y crema.
  • Espolvorea cacao en polvo sobre el postre y llévalo a refrigeración por un mínimo de tres horas.
  • Sirve bien acompañado con helado, una taza de chocolate caliente o café.