Una copa de vino tinto al día tiene muchas propiedades para nuestro organismo. Esto porque en la cantidad apropiada, ojalá con alguna comida como el almuerzo o la cena, tiene muchos beneficios a nivel cardiovascular y sobre el envejecimiento prematuro.

  • Un buen aliado para perder peso: Una de sus acciones es activar un gen que impide la formación de nuevas células de grasa. Sumado a eso,  permite estimular las existentes para depurarlas e ir eliminándolas poco a poco. No hya duda que los resultados serán más visibles si lo combinas con una dieta equilibrada y libre de grasas.
  • Potenciador del cerebro:  Beber vino de forma equilibrada, moderada pero constante, hace que podamos mejorar la salud cerebral. Además, reduce las inflamaciones, evita el endurecimiento de las arterias e inhibe la coagulación mejorando así el riego sanguíneo.

  • Combate el cansancio: Esto gracias al resveratrol presente en las uvas que mejora nuestro ánimo los días en que nos sentimos más cansados.
  • Ayuda a reducir el colesterol: Como es rico en polifenoles, siendo uno de ellos el beneficioso resveratrol, una sustancia química rica en antioxidantes que ayuda a cuidar de nuestros vasos sanguíneos, ya que evita la formación de coágulos y la reducción del llamado colesterol “malo”.
  • Excelente para nuestra salud cardíaca: Además de los polifenoles ya mencionados, el vino tinto es rico en vitamina E, que ayuda a limpiar nuestra sangre, evitar coágulos, protegiendo los tejidos de los vasos sanguíneos.