La primavera es una estación muy esperada para algunos, pero para otros es sinónimo de alergia, molestias, picazón de ojos, estornudos y congestión nasal. La más común es la alergia al polen, uno de los alérgenos más típicos. Si sufres de alergia a la primavera ¿estás preparado para recibirla?

La alergia se define como una reacción exagerada de tu sistema inmunológico frente a algún agente externo que considera dañino. Algunas veces, las alergias son al polen de determinadas plantas, y por eso se recrudece durante la primavera. La alergia primaveral se trata de una patología que puede heredarse, de hecho, se estima que el 70% de los hijos de padres alérgicos serán más propensos a padecer alergias en esta estación del año.

Tips para combatir la alergia primaveral:

  • Quedarse en casa: Los días de mucho viento es cuando se produce la mayor concentración de polen, mantenerse el mayor tiempo posible adentro, ayudará a sobrellevar mejor la alergia.
  • Mantener ventanas cerradas: En los traslados en el auto es mejor mantener las ventanas cerradas, y si es posible coloca filtros antipolen en los aparatos de aire acondicionado.
  • Lentes de sol: Cuando salgas a la calle para que el polen no se ponga en contacto con tus ojos.
  • Atención a la higiene personal: Las partículas de polen pueden quedar atrapados en la ropa, en el pelo, por eso al llegar a casa es recomendable darse una ducha y cambiarse de ropa.
  • No seques la ropa en el exterior: Así solo conseguirás que se llenen de polen nuevamente y no tendrás posibilidad de combatir los síntomas de la alergia.
  • Cuidado en el jardín: Si tienes jardín evita plantas que polinicen por el aire.
  • Alimentos: Evita el consumo de miel y derivados, debido a que contienen polen.
  • Consulta al médico: Si tomas medicamentos específicos para las alergias, es mejor que sean recetados por un profesional y en la dosis recomendada.